1080 Fotos de cocina: Bizcocho de chocolate

Hoy me toca publicar foto en 1080 fotos de cocina. Mi primera foto por fin! Me estaba muriendo de ganas de verla ya en la web y sobre todo, por compartirla con ustedes. Como ya les comente antes, PamMiriam y Sandra son las organizadoras de este maravilloso proyecto en el que tengo la suerte de participar.

 

 

Todo empezó hace unos meses cuando las vi hablar del tema en twitter y sin pensarlo les escribí diciendo que cuenten conmigo. Como no supe más del tema en varios meses, pensé que todo había quedado en una conversación virtual de un super proyecto. Grande fue mi sorpresa cuando llegó el correo ofreciéndome ser colaboradora. Sin dudarlo un segundo les escribí emocionadísima aceptando la propuesta.

 

 

Desde un principio este proyecto me ha parecido fascinante… Hacer fotos de un clásico de la gastronomía española suena tentador, 1080 recetas de cocina de Simone ortega. Un libro que casi todos en este país, o todo aquel al que le guste cocinar, tiene en casa.  A eso hay que sumarle el trabajar con todas estas maravillosas bloggers a las que sigo y hacen un trabajo realmente genial… Se las presento y si pueden, dense una vuelta por sus blogs que no se van a arrepentir…. bueno, un poco porque les va a dar un hambre de muerte y lo más seguro es que salgan corriendo a romper la dieta!!

 

 

Montse de Salseando en la cocina

Macu de Tengo un horno y sé cómo usarlo

Ingrid de My lovely food

Mayte de Rustica

Alba de Le fabuleux destin du chocolat

Cris de Crazy Tea Party

M. Angeles  de Cook me tender

Alicia  de A mí lo que me gusta es cocinar

Linda  de La letra con salsa entra

Ivana  de My little things

Sonia  de L’Exquisit

Zaida  de Can Colette

Silvia  de Food and cook

María Luisa  de Zerogluten

Lydia  de Just a little bite

 Ana  de Lovefoodblog

 

 

 

 

 

 

En cuanto a la receta, en un principio estuve un poco reacia a pensar que iba a quedar bien… pero cuando lo probé casi me muero de la emoción… El bizcocho queda con la parte de fuera crocante y el centro con una textura que no se como describir… suave, trufado, perfecto! Ya les he mencionado antes que para mí el helado de vainilla es el mejor, y este postre con una buena bola encima esta para… voy a ser honesta, para comerse todo el bizcocho. Felizmente como A. que dice que ¨la torta de chocolate con helado de vainilla es su postre favorito¨ayudó comiéndose gran parte.

 

 

Hoy no les puedo dejar la receta de este maravilloso bizcocho de chocolate porque el proyecto es sólo por las fotos, no tenemos autorización para publicar recetas. Pero igual me imagino que muchos de ustedes tienen el recetario en casa y podrán probarlo.

 

Como el día de la sesión de fotos los nervios me estaban matando, hice dos bizcochos para poder practicar bastante hasta obtener la foto final. Así que los dejo con todas esas fotos que resultaron de esa sesión y no se olviden de entrar a la web de 1080 Fotos de cocina a ver la foto que finalmente salió publicada.

 

 

Desde el 2004 me dedico a la fotografía gastronómica, pero esto de escribir y fotografiar para un blog es relativamente nuevo (6 meses casi) y no me puedo quejar de la acogida que éste está teniendo. Y tampoco, de toda la gente maravillosa a la que estoy conociendo y los proyectos que poco a poco están saliendo gracias a este espacio virtual. Gracias a todos!

 

Espero sus comentarios sobre la foto!

23 septiembre, 2011 at 5:36 am 15 comentarios

Pizza hecha en casa

{Scroll down for recipe in english}

Hace 4 años y un poco más que vivo fuera de Lima. Cuando recién llegué a Oviedo, en una tarde de vagancia por internet, encontré la página web de uno de mis restaurantes favoritos ¨Rafael¨. Paseando por la web, descubrí que su chef, Rafael Osterling estaba planeando sacar proximamente un libro. Hoy 4 años después lo tengo en mis manos y sólo puedo decirles que valió la pena la espera. Un libro bello, con fotos maravillosas del fotógrafo peruano Hans Stoll y con las mejores recetas de este chef peruano, explicadas en orden y con grados de dificultad para que todos podamos preparar sus recetas en casa. Bueno, por lo menos, intentarlo. Si viven acá en España y les gusta la cocina, traten de conseguirlo, no se van a arrepentir. No es sólo comida peruana, y no son recetas que sólo un chef profesional puede preparar.

Me gusta mucho la cocina de Rafael. Su carta variada, la combinación de platos clásicos mediterraneos con platos peruanos hechos a su estilo e incluso algunos platos de toque oriental. El pan esta para comerselo todo. Creo que su chupe de camarones y su lomo saltado son de los mejores que he comido en mi vida. Estuve en su cevicheria “El Mercado” ahora en enero y la verdad que todo delicioso. Bueno, todo lo que pude probar en una comida y les aseguro que va a ser lugar obligado para visitar cuando vaya nuevamente por Lima. El local del Rafael es muy agradable, aunque si vas de noche, el ambiente de la barra muchas veces abruma al de la sala del restaurante. El servicio suele ser muy bueno, por lo menos las veces que he ido.

Quejas?? Mi esposo y varios amigos más dicen que sirven muy poco. Y sí, los platos podrían ser un poquito más contundentes. He visto achicarse el sashimi de atún visita tras visita. Pasó de estar acompañado de palta (aguacate) y arroz, a ir desapareciendo poquito a poquito, hasta ser solo atún. Eso si fue algo que me molestó bastante porque era uno de mis platos preferidos y al ser clientes habituales, notamos mucho ese cambio. Pero personalmente, creo que si vas de noche, los platos tienen el tamaño perfecto para no salir directo a tomarte un alka seltzer y revolcarte toda la noche sin poder dormir. Y en el día, me puedo comer los panes de aceituna feliz de la vida y degustar de entrada, segundo y postre sin ningún remordimiento de conciencia.

En honor al ¨Rafael¨y a su nuevo libro, hoy les traigo una pizza preparada con su deliciosa y crocante masa. Ha quedado tan buena, que A. ha dicho que he superado su receta de masa de pizza y eso si que es un reconocimiento a todo lo que he amasado jejeje. Y para el topping de la pizza me he basado en la receta de “Pizza de berenjenas, champiñones, queso de cabra, piñones y pesto de tomate confitado¨. Esta buenísima, y me han sobrado unas 4 bolitas de masa que he congelado para poder comer cualquier otro día.

Espero que les guste y si la preparan me cuentan que tal!

 

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de septiembre nos invita a preparar un clásico de la cocina italiana, la Pizza.

Pizza de berenjena, queso de cabra y tomates secos

Ingredientes:

Masa:

250ml de agua tibia

1 cucharada de levadura seca

7 tazas de harina sin preparar y un poco más para amasar

180ml de leche tibia

4 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharada de sal marina fina

Pizza:

1 berenjena pelada y cortada en láminas muy finas

200gr de queso de cabra

1 mozarella de bufala

500ml de leche fresca

1/2 taza de salsa pomarola

5 champiñones cortados en láminas 

unas hojas de albahaca

60gr de piñones tostados

sal y pimienta al gusto

gotas de vinagre balsámico

Preparación:

Masa:

Colocar en un bowl el agua y la levadura. Mezclar bien con un batidor de mano hasta disolver. Luego incorporar la leche, el aceite de oliva y la sal marina. Agregar poco a poco el harina y mezclar con la mano hasta integrar. Trasladar la masa a una superficie enharinada y amasar por 12 minutos estirándola con la palma de la mano. Colocar la masa en un bowl aceitado, moverla dentro del bowl para que quede impregnada del aceite, cubrir con un secador de cocina y colocar en un ambiente cálido. Esperar entre 45 y 50 minutos o hasta que doble su volúmen. Amasar la masa con la yema de los dedos, agregar un poco más de aceite de oliva y dejar reposar en un ambiente cálido otros 50 minutos.

Pizza:

Remojar las berenjenas en la leche y dejar reposar por 30 minutos. Lavar y secar. Luego embadurnar los champiñones y las berenjenas con aceite de oliva. Grillar los vegetales hasta que estén dorados y luego colocarlos en un bowl y aderezarlos con sal, pimienta, unas gotas de vinagre balsámico y aceite de oliva.

Estirar la masa en una superficie enharinada hasta que quede muy fina. Pinchar con un tenedor y llevar al horno por 1-2 minutos para que la masa selle. Sacar la masa y agregar 2-3 cucharadas de salsa pomarola. Esparcir un poco del queso de cabra y luego colocar los vegetales, los tomates secos y espolvorear con albahaca picada. Colocar el mozarrela rallado y el resto del queso de cabra. Hornear hasta que la masa este dorada y crocante. Terminar salpicando los piñones, un poco de aceite de oliva y pimienta fresca.

Eggplant, goat cheese and sundried tomatoes Pizza

Ingredients:

Dough:

250ml warm water

1 tablespoon dry yeast

7 cups all-purpose flour and a little more for kneading

180ml warm milk

4 tablespoons olive oil

1 tablespoon fine sea salt

Pizza:

1 eggplant, peeled and cut into thin slices

200g goat’s cheese

1 bufala mozzarella

500ml fresh milk

1 / 2 cup salsa Pomarola

5 sliced ​​mushrooms

basil leaves

60g toasted pine nuts

salt and pepper to taste

drops of balsamic vinegar

Directions:

Dough:

Place in a bowl the water and yeast. Mix well with a whisk until dissolved. Then add the milk, olive oil and sea salt. Gradually add the flour and mix by hand until integrated.Transfer the dough to a floured surface and knead for 12 minutes stretching it with the palm of the hand. Place dough in oiled bowl, move it into the bowl so that it is impregnated with oil, cover with a kitchen and dryer in a warm place. Wait 45 to 50 minutes or until doubled in volume. Knead the dough with the fingertips, add a little olive oil and leave in a warm another 50 minutes.

Pizza:

Soak the eggplant in milk and let stand for 30 minutes. Wash and dry. Then smear the mushrooms and eggplant with olive oil. Grid vegetables until golden and then place them in a bowl and seasoned with salt, pepper, a few drops of balsamic vinegar and olive oil.

Roll out the dough on a floured surface until very thin. Pierced with a fork and take the oven for 1-2 minutes for the dough to seal. Remove the dough and add 2-3 tablespoons of sauce Pomarola. Sprinkle a bit of goat cheese and then place the vegetables, dried tomatoes and sprinkle with chopped basil. Place the grated mozarrela and the rest of goat cheese. Bake until crust is golden brown and crispy. End sprinkling pine nuts, a little olive oil and fresh pepper.

19 septiembre, 2011 at 2:04 pm 14 comentarios

Para los peques: Septiembre

{Scroll down for recipe in english}

El mes pasado estuvimos de vacaciones en esta sección así que retomamos con fuerza. En Perú estamos muy acostumbrados a comer siempre acompañado de papa o arroz. Es más, diría que el arroz es indispensable en muchos casos y prácticamente acompaña todo. Arroz blanco y graneadito. Y no se extrañen si algún plato viene con ambos. Si, arroz y papa en un mismo plato.

Como ya les he comentado antes, mi principal interés hoy en día en la cocina, y un poco la razón de esta sección del blog, es brindarle a mi hija una dieta sana y equilibrada que de paso aprovechemos nosotros. También una variedad en la misma, que la lleve a probar toda clase de alimentos y así vaya desarrollando gustos. No me importa que no coma algo, me importa que lo pruebe y luego decida. Creo que es muy importante que alguien pruebe los alimentos por muy raros que éstos sean.

Cayetana ya come lo que hay en casa, y eso me lleva a pensar bien cada menú del día. Es muy fácil acompañar todo con arroz y papa. A ver, hay platos clásicos que vienen con estos acompañamientos que obviamente preparo. Ají de gallina con arroz de todas maneras. Pero si ya lo acompaño de arroz, trato de no ponerle papa. Si preparo estofado, lo lleno de verduras (zanahoria, hongos, arverjas o guisantes, etc.) y lo acompaño de arroz o papa. Nunca de las dos. Y así voy un poco agregando verduras en la comida y eliminando el exceso de harinas.

Hoy les traigo tres acompañamientos que están muy buenos y que se pueden servir con cualquier tipo de carne (pollo, cerdo, pescado, etc.) o hasta con huevo. El primero, y debido a la adicción de Cayetana por éstas, son unas zanahorias glaseadas con naranja que están de muerte. Yo consigo en un supermercado local las zanahorias bebe congeladas y son perfectas porque la peque las agarra con la mano y se las come una tras otra. El toque de naranja les da un sabor y aromas perfectos para enamorar a cualquier niño que no quiera probarlas.

Empezamos a alimentar a nuestros hijos con papillas, que a la larga vienen a ser purés de distintas verduras. Pero mientras crecen, todas esas opciones de purés, empiezan a reducirse y volvemos al clásico puré de papas y punto. Ya saben que a Cayetana los zucchinis le encantan, y desde bebe éste puré ha sido uno de sus favoritos. Por eso, hasta el día de hoy es un perfecto acompañamiento cuando no tengo con que servir las carnes. Así que la segunda receta es un puré de zucchinis con un toque de queso parmesano y mantequilla que también está para repetir.

Como última opción traigo unas mazorcas de maíz dulce con mantequilla y queso parmesano, que para los niños que ya comen solos son un perfecto entretenimiento lleno de sabor. Y si tu pequeño aún no come sólo como para agarrar las mazorcas, puedes desgranarlo o licuarlo y volver esta opción un puré o papilla que con el toque dulce del maíz no podrán resistirse.

Espero que les gusten las recetas y también a sus peques. Ya saben que todas las como yo y por eso puedo asegurarles que no sólo están buenas para los niños jejeje.

Termino hoy contándoles sobre mi último proyecto… sí ya se, uno más. Pero septiembre está siendo un mes de estrenos y eso me esta gustando🙂.

El día 16 de septiembre sale a la venta, con el diario Correo (Lima-Perú) la colección ¨Comida para bebes y niños¨. Con recetas y fotos de recetas hechas por AGOISFOTO. No saben lo contenta que estoy… Son tres libros con recetas desde los 6 meses hasta los 7 años. Este era el proyecto que me tenía como loca y estoy súper feliz de que por fin vea la luz. A todos los que están en Perú, apunten la fecha y no dejen de pedirlo en sus quioscos.

Algunas recetas las han visto en el blog, en esta sección. Otras, obviamente son nuevas. Para las que no están en Perú y están interesadas en el recetario, trataré de buscar alguna forma de que tengan acceso a éste. Espero que les guste, estoy muy emocionada y no quería dejar de compartirlo con ustedes. Los dejo con algunas imágenes…

 Zanahorias glaseadas con naranja

Ingredientes:

300gr de zanahorias cortadas en trozos y peladas (se pueden usar zanahorias bebes)

2 cucharadas de mantequilla

1 cucharada de azúcar

1/2 cucharadita de sal

Jugo de 2 1/2 naranjas

Preparación:

En una cacerola, derretir la mantequilla y agregar el azúcar. Mezclar bien para que el azúcar se disuelva un poco. Agregar las zanahorias, la sal y mezclar bien. Agregar el jugo de naranja y llevar a ebullición y luego bajar la hornilla a temperatura media y tapar dejando abierto un poquito. Dejar cocinar hasta que reduzca el jugo y las zanahorias estén al punto. Luego destapar y cocinar 5 minutos más para que el glaseado espese.

Puré de zucchini

Ingredientes:

1 zucchini cortado en trozos

1 papa pequeña, pelada y cortada en trozos

1 echalote picada finamente

1 cucharada de aceite de oliva virgen

Preparación:

En una olla con agua hirviendo cocinar la papa y el zucchini hasta que estén tiernos. Reservar el agua de cocción. A parte en una sartén dorar la echalote con el aceite de oliva, luego agregar las verduras y mezclar bien. Batir la mezcla con el batidor de mano o con la licuadora. Si está muy espeso agregar liquido de cocción hasta obtener la consistencia que guste.

Mazorcas de maíz dulce con parmesano y mantequilla

Ingredientes:

4 mazorcas de maíz dulce, partidas en 3 trozos.

200gr de queso parmesano

2cucharadas de mantequilla derretida

sal y pimienta al gusto

Preparación:

Hervir las mazorcas en una olla con agua hasta que estén tiernas. Escurrir el agua. Pasarlas por la mantequilla derretida y luego por el queso parmesano sazonado con la sal y la pimienta. Embadurnar bien para que se pegue por toda la mazorca y mientras este caliente derrita un poco el queso. Servir.

___________________________________________________________

Orange glace carrots

Ingredients:

300gr baby carrots

2 tablespoons melted butter

1 tablespoon sugar

1/2 teaspoon salt

juice from 2 1/2 oranges

Directions:

In a large skillet, melt butter over medium-high heat. Add carrots, sugar, and salt; cook until carrots are golden, about 10 minutes. Add juice; reduce heat. Simmer, partially covered, until carrots are tender, about 20 minutes. Cook, uncovered, 2 to 3 minutes more to thicken glaze. Serve warm.

Zucchini Puree

Ingredients:

1 zucchini chopped

1 small potato, peeled and chopped

1 shallot finely chopped

1 tablespoon olive oil

Directions:

In a pot of boiling water cook the potatoes and zucchini until tender. Reserve cooking water. In a skillet, brown the shallots with olive oil, then add vegetables and mix well. Beat the mixture with a blender. If you need add liquid to get the consistency you like.

Sweet Corn with Parmesan and butter
Ingredients:
4 ears of sweet corn, cut in 3 pieces.
200g Parmesan cheese
2 tablespoons melted butter
salt and pepper to taste
Directions:
Boil the cobs in hot water until tender. Drain the water. Roll in melted butter and then add the Parmesan cheese, seasoned with salt and pepper. Smear well to stick around the ear while it is hot. Serve.

12 septiembre, 2011 at 11:41 am 8 comentarios

Has probado: Quínoa?? y un nuevo proyecto…

{Scroll down for recipes in english}

Si no la has probado aun, que esperas??? La quínoa, quinua o kinwa es una de las maravillas que trae mi queridísimo Perú y bueno, toda la zona de los Andes. Me alegra muchísimo que cada vez se encuentra más en los supermercados y también cada día veo más bloggers acá y en USA que la utilizan. Estuvimos en la “Feria de las naciones” acá en Santander, celebrando el cumple de nuestro amigo Gastón. Celeste, su esposa, había probado las croquetas de quinua y también el tabuleh que preparan en el stand de Perú y estaba maravillada con este nuevo ingrediente. Me estuvo preguntando y justo le comenté que estaba haciendo este post, así que está dedicado a ella😀

Les cuento un poco… La quinua se denomina un pseudocereal, ya que no entra dentro de los cereales tradicionales, pero el hecho de tener un alto contenido de almidón permite que su uso sea como el del cereal. Lo que le da esta clasificación. Se cultiva en los Andes, principalmente en Perú, Ecuador, Bolivia y en el Norte Argentino. Era uno de los principales ingredientes dentro de la dieta de los pueblos preincaicos e incaicos y hasta el día de hoy se consume bastante. En dicha época, la quinoa se conocía con el nombre de ¨grano madre¨, que al ser cosechada se daba como ofrenda al dios Inti (sol).

Es un alimento muy rico en aminoácidos, lo que lo vuelve completo y esencial para el consumo humano. Se puede encontrar en grano, pero también se consume en harina o en bebidas tradicionales de la zona, como la cerveza o la chicha. En harina se utiliza para hacer panes, tortas y galletas. Muchas veces reemplaza por completo a la harina de trigo, brindándole un sabor parecido a la nuez a las comidas. Las hojas de la planta son muy parecidas a la espinaca, pero a diferencia de ésta, tiene un bajo contenido de nitratos. Es un alimento rico en proteínas, grasa, aceite y almidón. Su altísimo grado de aminoácidos se considera básico para el desarrollo humano, sobre todo durante la infancia. También es una excelente fuente de hierro, calcio, fósforo y contiene muchas vitaminas. Su contenido de proteínas puede doblar el de cualquier cereal, siendo básico para nuestra alimentación.

La quínoa es ligera, sabrosa y muy fácil de digerir a diferencia de otros cereales. Tiene una amplia versatilidad a la hora de prepararse y puede ser utilizado en lugar de otros granos tradicionales como el arroz. Se hacen desde platos salados, hasta postres y sólo toma 15 minutos preparar un plato entero de quínoa.

Hoy les traigo tres recetas que a mi me gustan mucho y que al mismo tiempo, son muy sencillas. La primera: una ensalada, o bueno, quínoa con verduras y huevo frito. No tiene pierde… muy parecido al arroz tres delicias o al tabuleh que se prepara con cous cous pero con quínoa y un huevo encima. Lo preparo bastante cuando A. no viene a comer y comemos Cayetana y yo solas. Está lista en muy poco tiempo y así puedo hacer fotos toda la mañana y no me preocupo de qué va a comer la peque porque le encanta.

La segunda receta: Quinotto. Si, como un risotto pero de quinua. Hoy en día se esta comiendo mucho en Perú. Aún me acuerdo cuando el Pantagruel, primer restaurante de comida novoandina, lo empezó a comercializar en su carta. Mi padre era fanático y siempre lo pedía. La receta del Pantagruel esta en el libro ¨El Arte de la Cocina Peruana¨ de Tony Custer para el que la quiera, pero yo hoy he preparado este delicioso quinotto de hongos que me manda mi querida amiga y chef Jimena Larrea. Su receta original es de champiñones y portobellos, pero como no he podido encontrar portobellos, los he reemplazado con shitakes que son los que encontré en el super. Está para comerse tres platos de lo bueno, no dejen de probarlo.

La tercera y última receta son unos biscuits de quinua, chocolate, manzana y arándanos. Están muy ricos y para ser un dulce, contiene frutas y cereales que alimentan a los grandes y pequeños de la casa. Pruébenlos que no se van a arrepentir. La receta es del blog ourkitchen.

Espero que les gusten estas recetas y sobre todo que agreguen la quínoa a su dieta.

A continuación, agrego unos links de blogs que me gustan que tienen muy buenas recetas de quinua que también pueden probar.

El blog, mi vida en un dulce, le hace un homenaje a la cocinera peruana Teresa Izquierdo y nos trae su receta de “Crema volteada de quinua”.

Mi blog favorito, La Tartine Gourmande, nos trae estas “Quinoa Galettes” que estás deliciosas. Las hemos probado en casa y están de muerte. Esta en inglés pero pueden traducir la receta en el traductor de google.

Para acabar, el maravilloso blog 101 cookbooks lo utiliza muchísimo y los dejo con el índice de recetas que tienen con este ingrediente. También está en inglés.

Este mes no he hecho la sección ¨Para los peques¨del blog porque todas las recetas que les traigo hoy pueden comerla los niños de la casa. Como les he mencionado es un excelente alimento, sobre todo para ellos que están en pleno crecimiento. Y para los mas chiquitos, que aún están comiendo papillas, les recomiendo que agreguen una cucharada de quinua en sus papillas una o dos veces por semana que les va a hacer mucho bien. Yo hasta ahora cocino una taza de quinua de vez en cuando y le agrego una cucharada a la comida de Cayetana, que ya come lo mismo que nosotros.

Termino este post contándoles que a partir de hoy empieza uno de los proyectos en los que he estado participando últimamente y que me hace mucha ilusión. No se si han oído hablar del libro 1080 recetas de cocina de Simone Ortega?? Es un libro de recetas que se publicó en los años 70 y que hasta el día de hoy forma parte de muchas cocinas en España. Un clásico de clásicos en la gastronomía de este país. El tema es que este libro de recetas no tiene fotos y es así como empieza este proyecto.

Hace unos meses, tres bloggers: Miriam de ¨Invitado de Invierno¨, Sandra de ¨La Receta de la Felicidad¨ y Pamela de ¨Uno de dos¨ decidieron lanzar una web en la que se ilustre en fotografías todas las recetas del libro. Y estoy muy feliz de contarles que soy una de las colaboradoras de este proyecto, junto con otras bloggers a las que sigo. Los invito a que se den una vuelta por la web 1080fotosdecocina.com, en donde se irán publicando a partir de hoy, las fotos de las recetas del libro.

Ensalada de Quinua con huevo frito

Ingredientes:

1 taza de quinua

1 zanahoria cortada en cuadraditos

100gr. de queso fresco o burgos

100gr de cebollino picado finamente

1 tomate, son semillas y picado finamente

1/2 zucchini picado finamente

Sal y pimienta

1 cucharada de aceite de oliva

hojas de arúgula al gusto

Preparación:

Lavar la quinua un par de veces y colocar en una olla con agua. Hervir alrededor de 15 minutos o hasta que el grano este transparente. Escurrir y reservar. En otra olla con agua hirviendo, cocer el zucchini y la zanahoria hasta que estén tiernos. En un bowl, colocar la quinoa, las verduras el aceite de oliva, sal y pimienta. Mezclar bien y servir en un bowl o en un plato. En una sartén, freír el huevo y colocar sobre la quinua. Servir.

Quinotto de Hongos

(Receta Chef Jimena Larrea)

Ingredientes:

1 taza de quinua

3 tazas de caldo de pollo

2 cucharadas de mantequilla

1 cucharada de aceite de oliva

1 cebolla, finamente picada

1 cucharadita de ajo finamente picado

1 cucharada de palillo o azafrán

1/4 taza de vino blanco

1 taza de champiñones cortados en cuartos

1 taza de shitaques picados

1 taza de queso parmesano

sal y pimienta

Preparación:

Lavar la quinua varias veces, frotándola entre las manos y dejando que se vaya al fondo de la olla antes de cambiar el agua. Repetir hasta que el agua quede clara. Escurrir la quinoa muy bien y reservar.

En una sartén mediana agregar el aceite de oliva y pochar la cebolla hasta que quede transparente. Agregar el ajo y el palillo y dejar cocer unos minutos. Agregar los hongos y cocer a fuego alto para que no suelten mucha agua, de ser así, dejar en la hornilla hasta que evapore el liquido. 

Incorporar la quinua, mezclarla bien con el resto de ingredientes e incorporar el vino blanco. Reducir a fuego medio y dejar que el vino evapore. Calentar el caldo de pollo. Cuando la quinoa haya absorbido el vino, incorporar el caldo vaso a vaso y mover el quinotto con una cuchara de madera repetidas veces durante la elaboración. Cuando incorpore el último vaso de caldo, no dejar que se absorba por completo y añadir el queso parmesano rallado, la mantequilla y mezclar bien sin dejar de mover. Tapar la cazuela y apagar el fuego. Dejar reposar 5 minutos y servir.

Biscuits de chocolate, quinua y arándanos

(adaptado de ourkitchen blog)

Ingredientes:

1 1/4 taza de harina

2 cucharaditas de canela

2/3 taza de azúcar rubia

2/3 taza de arándanos

125gr. chocolate picado

3/4 taza de quinua cocinada y bien escurrida

1 manzana rallada

1/4 taza aceite vegetal

Preparación:

Precalentar el horno a 180C y engrasar la bandeja del horno. Tamizar el harina y la canela en un bowl grande. Mezclar con el azúcar, los arándanos, el chocolate y la quinoa. En otro bowl mezclar el aceite y la manzana rallada y luego agregarlos a la mezcla de ingredientes secos. Mezclar bien. Con una cuchara colocar cucharadas de mezcla en la bandeja del horno y hornear por 30 minutos.


Quinoa Salad with fried egg

Ingredients:

1 cup quinoa

1 carrot, diced

100gr. Fresh cheese in cubes

100gr. finely chopped chives

1 tomato, seeded and chopped

1/2 zucchini finely chopped

Salt and pepper

1 tablespoon olive oil

Arugula leaves

Directions:

Wash the quinoa a few times and place in a pot with water. Boil about 15 minutes or until the grain is translucent. Drain and reserve. In another pot of boiling water, cook the zucchini and carrot until tender. In a bowl, place the quinoa, vegetables, cheese, olive oil, salt and pepper. Mix well and serve in a bowl or plate. In a pan, fry the egg and place on quinoa. Serve.

Mushroom Quinotto

(Chef Jimena Larrea Recipe)

Ingredients:

1 cup quinoa

3 cups chicken stock

2 tablespoons butter

1 tablespoon olive oil

1 onion, finely chopped

2 garlic cloves finely chopped

1 teaspoon palillo or saffron

1/4 cup white wine

1 cup quartered mushrooms

1 cup chopped shitaques

1 cup parmesan cheese

salt and pepper

Directions:

Wash the quinoa several times, rubbing it in your hands and letting it go to the bottom of the pot before changing the water. Repeat until the water runs clear. Drain the quinoa well and set aside. In a medium skillet add the olive oil and soften the onion until transparent. Add garlic and palillo and cook a few minutes. Add mushrooms and cook over high heat so it not loose too much water, if so, leave the stove until the liquid evaporates. Incorporate the quinoa, mix well and add the white wine. Reduce heat to medium and let the wine evaporate. Heat the chicken stock. When the quinoa has absorbed the wine, add the stock glass to glass and move the quinotto with a wooden spoon several times during processing. When you enter the last cup of stock, don’t let it absorb completely and add the grated Parmesan cheese, butter and mix well, stirring constantly. Cover the pan and turn off heat. Let stand 5 minutes before serving.

Chocolate, quinoa and blueberries biscuits

(adapted from ourkitchen blog)

Ingredients:

1 1/4 cups flour

2 tablespoon cinnamon

2/3 cup brown sugar

2/3 cup blueberries

125gr. chocolate, roughly chopped

3/4 cup cooked quinoa, well drained

1 apple, grated

1/4 cup vegetable oil

Directions:

Preheat the oven to 180C and grease a baking tray. Sift the flour and cinnamon into a large bowl. Mix in the brown sugar, blueberries, chocolate and quinoa. In a separate bowl mix together the grated apple and the oil. Add the apple mixture to the dry ingredients and mix to combine.Place spoonfuls of the mixture onto the greased baking tray and bake for 30 minutes.

1 septiembre, 2011 at 6:32 am 27 comentarios

Rollitos de higo con queso de cabra y jamón serrano

{Scroll down for recipe in english}

No soy una persona de frutas. Bueno, de frutas frescas porque de fruta en dulce por supuesto que sí. Nunca me van a ver comiendo una manzana, una pera, o incluso un plátano. Aunque sí me verán comiendo un pie de manzana, una torta de peras o un bizcocho de plátano. Mi esposo dice que estoy loca, pero así soy… cosas de la vida.

Creo que viene porque cuando era pequeña, mi madre siempre nos obligaba a comer fruta de postre. No podíamos levantarnos de la mesa hasta que acabáramos, y por esa obligación fue que desarrolle mil y un técnicas para eliminar el postre sin tener que comérmelo. La principal y la que nunca fallaba, era pagarle a mi hermano menor para que se la comiera. También tenía varios lugares estratégicos donde esconderla, y tengan por seguro que sí hubiésemos tenido perro, me hubiera amado con locura, ya que me las hubiese arreglado para darle la fruta sin que ¨nadie¨ (mi mamá) me viera.

No crean que es algo que me enorgullece mucho, menos ahora con Cayetana a la que quiero enseñarle a comer de todo. Creanme, me hubiese encantado tener la costumbre de comer fruta, las dietas que me hubiera ahorrado o por lo menos, la hubiera pasado mejor mientras duraban. Lo bueno es que la peque, hasta ahora, ese gen mio no lo ha heredado y come frutas y verduras en todas sus comidas. Espero que le dure, y mucho. Por eso cuando me invita su comida, abro bien grande mi boca y me como lo que sea que me invite jajaja. Dicen que los niños imitan los comportamientos con la comida de sus padres, así que por ahora no le digan que lo que me invita no me gusta nadita😀

Luego de contarles este pequeño secreto sobre mi ¨gusto¨con la fruta, les cuento mis manias o costumbres para comprarla, que son un poco mas raras. Yo no compro fruta porque me provoque, o como podrán darse cuenta porque me gusta. Tampoco lo hago porque la mire y diga: ¨Mmmm que rico pie voy a preparar con estas manzanas¨. Porque la excusa perfecta sería decir que quiero preparar un postre.

La compro porque me resulta visual y fotográficamente atractiva. Y con esta historia, he llegado a casa trayendo albaricoques, cerezas (que si me gustan de sabor un poco más), fresas, manzanas y así con un millon de frutas. Creo que voy un poco con la estación porque eso hace que la fruta en ese momento este más atractiva a la vista. No son iguales las cerezas de finales de mayo que las que estamos viendo ahora al final del verano y tampoco los albaricoques.

Lo que me lleva al ingrediente principal de la receta de hoy: El Higo.

Fue amor a primera vista, ya que en cuanto pase al lado de ellos no pude resistir comprarlos. Los compre también un poco por curiosidad, porque sólo había visto los higos morados. Y para que vean mi conocimiento en frutas, los compre con la duda de saber, si existen también los higos verdes o si no estaban maduros y había que esperar que se empiecen a poner morados. Obviamente A. me volvió a llamar loca… ¨Higos?? desde cuando tu comes higos?? Que vas a hacer con eso??

Felizmente fui bien rápida y le dije ¨mermelada¨, que sí me gusta, y mucho jejeje.

Al final me pase horas buscando que hacer con los higos e investigando un poco las diferencias como para aplacar un poco mi ignorancia y encontre esta receta de los rollitos de higo. Me pareció realmente fácil y al mismo tiempo que le faltaba algo, y como los higos siempre suelen ponerse para acompañar tablas de queso y embutidos, decidí agregarle ambos ingredientes y hacer un piqueo para servir cuando hayan invitados. O para cuando A. y yo veamos alguna peli acompañados de quesos y un buen vino.

También se pueden comer solos, como un dulce por la tarde o después de la comida. Si los quieren para eso, sólo agreguen un par de cucharadas más de azúcar en la receta. Espero que les guste tanto como a mí.

Rollitos con queso de cabra y jamón

(adaptada de zomtbakes.blogspot.com)

Ingredientes:

1 paquete de masa de hojaldre

10 higos

3 cucharadas de azúcar rubia

1 cucharadita de canela

1 rulo de queso de cabra 

150gr de jamón serrano

arúgula

2 cucharadas de mantequilla derretida y 1 para engrasar la bandeja

Preparación:

Precalentar el horno a 200C o 400F. Extender la masa sobre una superficie y colocar los higos cortados en rodajas. Espolvorear con la mezcla del azúcar y la canela. Si se quiere utilizar para postre, agregar 2 cucharadas más de azúcar. Enrollar apretando muy bien y teniendo cuidado de que no se salgan los higos por los costados. Con un cuchillo de sierra, cortar rodajas de 2-3cm cada una. Colocar papel horno en una badeja de horno o engrasar la bandeja con mantequilla y colocar las rodajas. Poner un poco de mantequilla derretida sobre cada una y llevar al horno por 20-30 minutos o hasta que el hojaldre dore. Sacar los rollitos de la bandeja y colocar en una rejilla para enfriar. Los movemos porque en la bandeja pueden pegarse al enfriar. Una vez frios, cortar un par de rodajas de queso de cabra y picar. Colocar encima de los rollitos. Luego colocar un poco de jamón y decorar con unas hojas de arúgula. Servir.

Figs Pastry Rolls with goat cheese and Serrano ham

(adapted from zomtbakes.blogspot.com)

Ingredients:

1 package puff pastry

10 figs

3 tablespoons brown sugar

1 teaspoon cinnamon

1 goat cheese curl

150g of ham

arugula

2 tablespoons melted butter and one more for pan

Directions:

Preheat oven to 200C or 400F. Roll out the dough on a surface and place the sliced ​​figs. Sprinkle with sugar mixture and cinnamon. If you want to use for dessert, add 2 more tablespoons of sugar. Roll it up firmly, tucking the figs in. Leave the end of it under the roll while you cut them into 2-3cm slices with a sharp knife. Lay them flat on a tray (greased or lined with baking paper) and drizzle with a little melted butter. Bake until pastry is browned and crisp. 20-30 minutes. Remove rolls from pan and place on a cooling rack. Once cooled, put some goat cheese on top. Then put some ham and garnish with a few arugula leaves.

25 agosto, 2011 at 12:02 pm 12 comentarios

Falso Souffle de Zucchini

{Scroll down for recipe in english}

Ya sé que todos deben haberlo comido alguna vez en su vida. La verdad que yo no era muy fan, creo que más por manía que por sabor. Cada vez que pienso en zucchini me acuerdo de los zucchinis rellenos de casa de mi nonna, que también solían preparar en mi casa. No es que no me gustaran o que estuvieran feos. Es más, siempre me comía el relleno y solía estar muy bueno. Pero no se porque, siempre dejaba la cascara y eso es lo que hacía que el plato o ingrediente principal, no me emocionara mucho. Poco a poco le fui perdiendo cada vez más interés hasta que lo eliminé de mis comidas, por lo menos de manera voluntaria. Si ya venía con el plato, bien, pero no era parte de mis ingredientes favoritos o de algo que fuese a pedir en un restaurante.

Desde que Cayetana está con nosotros, el zucchini se ha vuelto un ingrediente importante de la dieta de esta casa. Y tengo que decirles que me estaba perdiendo de algo realmente bueno. A la peque le gusta tanto que se los suele comer sancochados y con un poco de aceite de oliva. Pero como es un ingrediente que acepta sin decir absolutamente nada, siempre trato de prepararselo, ya sea con pasta, en puré, salteado, al horno, etc. He notado que están en temporada, porque de unos meses a la fecha han incrementado su tamaño considerablemente, tanto que he tenido que hacer malabares para que entren en la mesa y fotografiarlos.

La receta de hoy esta en el recetario de mi tía Mary (mi tía nonna). Ella y mi nonna son los grandes referentes de cocina que tengo de mi infancia. Aún me acuerdo cuando mi nonna empezaba con la gran producción de bizcochos de navidad cuando se acercaban las fiestas… creo que todo Lima recibía uno. También me acuerdo de cuando hacía ravioles desde cero: masa, relleno y al congelador en cantidades industriales porque nunca podían faltar en casa. Creo que A. también pagaría por ver como los preparaba porque nos encantaban. Como me hubiera gustado tener esta afición por la cocina cuando ambas se pasaban horas cocinando. Tendría miles de preguntas que hacerles.

Mi nonna ahora ¨supervisa¨. Ya no pasa en la cocina las horas de antes, y aunque siempre se da una vuelta a ver como va quedando todo, ya deja que los demás se encarguen. Y aunque mi tía Mary ya no esta con nosotros, ella es la que se encargó de escribir las recetas que tenemos casi todos en la familia. Espero, en algún momento, poder terminar de prepararlas y fotografiar todas para armar un libro como se debe, y que le haga todos los honores que se merece. En parte, es el motivo por el que empecé este blog…

En el recetario, esta receta figura como souffle, pero si nos ponemos exigentes definitivamente no es la manera clásica de preparar uno. Lo que si puedo decirles es que es una manera facilísima de preparar algo muy parecido a uno. Con la misma textura y con un sabor delicioso.

Si no quieren hacerse problemas pensando en que el souffle se les va a bajar, o si no quieren ponerse a batir claras a punto de nieve, denle una ojeada a esta receta. Y pónganla en practica, no se van a arrepentir. Yo estoy considerando agregar más verduras porque a toda la casa le encanto. Creo que agregando hongos o zanahorias también quedaría genial. Y también voy a probar congelando porciones individuales, porque me van a salvar de varias comidas para la peque los días que no quiera cocinar.

Yo preparé media receta de la original porque los zucchinis como mencione están teniendo un tamaño realmente grande. Pense en preparar el souffle un día que A. no venia a comer y al final salió un molde grande de souffle. Comimos un par de días, así que creo que están bien estas cantidades. En caso vean que se van a quedar cortos, doblen la receta que les traigo.

¨Falso¨ Souffle de Zucchini

Ingredientes:

 4 zucchinis tiernos, cortados en dos y sancochados al punto. En caso sean de los muy grandes sólo usar 2.

4 huevos

4 tajadas de pan de molde s/corteza

1/2 tarro de leche evaporada

1/2 paquete de mantequilla derretida (separar un poco para untar el molde)

1/2 taza de queso parmesano rallado

pan rallado, lo necesario

Preparación:

En  un tazón se echan todos los ingredientes y se licua todo. Se rectifica la sazón y se vacía en un molde grande engrasado. Se espolvorea con una mezcla de pan rallado, queso parmesano rallado y pedacitos de mantequilla. Llevar al horno 180C  mas o menos 30-45 minutos, debe cuajar sin dorar mucho. Apenas esté debe retirarse del horno inmediatamente para que no se seque. 

“Fake” Zucchini Souffle

Ingredients:

 4 zucchini, cut in halfs and boiled till tender. 

4 eggs

4 slices of bread 

1 / 2 can of milk

1 / 2 package of melted butter (and a little bit for pan)

1 / 2 cup grated Parmesan cheese

bread crumbs

Directions:

Preheat oven at 180C -350F. In a bowl, mix all ingredients and then blend them.  Put the mixture into a Pyrex dish. Sprinkle with a mixture of bread crumbs, Parmesan cheese and butter. Bake 30-45 minutes or so, it should not brown much. Removed from the oven immediately to prevent drying and serve.

16 agosto, 2011 at 7:26 am 21 comentarios

Un antojo de verano

Se acabaron las fiestas, sí a veces una semana se queda corta. Sobre todo cuando el clima no juega mucho a tu favor y te quedas sin salir porque llueve. Aunque lo pasamos genial y pudimos aprovechar varios días comiendo con amigos, paseando y viendo la cara de emoción de Cayetana con los tigres y los juegos de la feria. Les dije que se iba a volver loca. Tuvimos varios gritos y llantos cada vez que nos íbamos. Y cuando estábamos en las casetas del sardi y a lo lejos empezaba a funcionar la noria, ya se imaginarán la emoción… Ay taaaaa!! Ayy taaaaa!!!.

Con la semana grande de Santander, también cierro el proyecto que me tenía a mil por hora. Me pase el último mes fotografiando y cocinando como loca y espero que el proyecto vea la luz pronto. Aunque saldrá en Perú, estoy viendo la forma de que también pueda conseguirse en otros países. Ojalá. En cuanto pueda contarles algo, no duden que habrá un post especial y podrán ver algunos adelantos.

Lo bueno es que ya vuelvo a la normalidad. No han sabido de mi la semana pasada porque he necesitado unos días para recargar energías, organizarme y sobre todo, ponerme al día con todo lo que estaba en ¨stand by¨ desde que le pusieron fecha de entrega a este proyecto. Hay varias novedades y nuevos trabajos de los que también les contaré dentro de poco. Sólo puedo decirles que estoy feliz y que todo va saliendo genial.

En estos días en los que he estado de vaga recuperando energías perdidas, también le estuve dando vueltas a la receta que iba a preparar hoy. Como les comenté, este verano esta dejando mucho que desear, y aunque muchos días no hay sol y los días están grises (para que no extrañe tanto Lima), necesitaba algo fresco. Pero no sólo algo fresco sino también algo dulce, que me alegre el fin de semana y que en este cansancio me saque una sonrisa.

Desempolve mis libros de Sandra Plevisani, (maestra repostera peruana, si pueden conseguir sus libros los recomiendo a ojos cerrados. Sus dulces son deliciosos y las recetas son facilísimas de seguir), que tenía un poco abandonados y busque mi receta favorita…. Panna Cotta.

Ñam ñam como diría mi Cayetana.

Nunca jamás había preparado Panna Cotta pero, en estos momentos, y no se porque, podía matar por una Panna Cotta de Sandra. Con salsa de frambuesas y el toque perfecto de vainilla…. ufff que ganas! Hace tiempo que veo su receta y si no la he preparado es porque nunca he usado gelatina y me daba un poco de nervios. Si ya sé, gelatina, como si fuera hacer una super torta, llena de decoración, o a ayudar a algún chef a preparar comida molecular jajaja. Pero me daba nervios y bueno había que perderlos si o si porque tengo una receta de mi tía Mariella que también estoy como loca por hacer, que lleva gelatina y tampoco me animo. Como dicen por ahí, echando a perder se aprende. Así que con esta mentalidad salte a la cocina a preparar mi postre soñado.

Tengo que decirles que si hubiera sabido que hacer panna cotta era taaaaaaaaaaaaaan fácil, hacé mucho que en esta casa comeríamos panna cotta todo el día. Si supieran la cantidad de recetas con opciones de este postre que tengo almacenadas y que no he hecho por miedo a la gelatina jajaja. Se que varios deben estarse riendo, pero bueno, así se aprende en la cocina. Después de la experiencia de hoy, sólo puedo decirles que si le tienen nervios a algún producto desconocido, vayan y trabajen con él porque si no lo conoces en acción, es imposible saber que tan fácil o difícil realmente es. Y les puede pasar como a mí, que estuve perdiendo el tiempo con un postre realmente sencillo, que me encanta!!

En este caso yo he hecho una salsa de frutos rojos y cerezas que esta de muerte. Como ya les he dicho muero por los frutos rojos. Siempre trato de tener algunos en casa, aunque sean congelados. Y como aún es “verano”, siguen habiendo cerezas en el super. Opté por esta presentación porque ya suficiente tenía con enfrentarme a la gelatina como para ponerme a desmoldar la panna cotta y que quede bonita para las fotos. Pero déjenme decirles que quedó mejor de lo que imaginaba y se dejó fotografiar muy bien.

Anímense a probar este postre y ya me cuentan que tal… fácil o difícil trabajar con gelatina?? jajaja.

Panna Cotta

(adaptada de la receta de Sandra Plevisani)

Ingredientes:

4 1/2 tazas de crema de leche (nata)

3/4 taza de azúcar

3 cucharaditas de esencia de vainilla

7 hojas de colapez

Preparación:

En una olla hervir la crema de leche (nata), el azúcar y la vainilla. A parte, remojar las hojas de colapez, escurrirlas y llevarlas horno microondas 2 minutos. Colar por un colador bien fino.

Sacar la crema del fuego y añadir el colapez, mezclar todo y dejar enfriar un poco la mezcla. Colocar en moldes individuales y llevar al congelador por 1 hora y luego pasar al refrigerador. De preferencia que este toda la noche. Acompañar de la salsa de frutas de su elección, salsa de chocolate o salsa de vainilla.

Panna Cotta with fruit sauce

Ingredients:

4 1 / 2 cups heavy cream (cream)

3 / 4 cup sugar

3 teaspoons vanilla extract

7 sheets gelatin

Directions:

In a saucepan boil the cream, sugar and vanilla.

Put 3 tablespoons cool water into a medium bowl. Put the gelatin; let stand until gelatin has softened, about 2 minutes. Drain the water and microwave 2 minutes. Strain through a very fine sieve.

Remove cream from heat and add the gelatin, mix everything and let the mixture cool slightly. Place it in individual ramekins and freeze for 1 hour then put them in the refrigerator all night. Serve with fruit sauce of your choice,chocolate sauce, vanilla sauce or syrup.


8 agosto, 2011 at 6:39 pm 9 comentarios

Entradas antiguas


Únete a otros 102 seguidores

@COPYRIGHT

Todas las imágenes de este blog están
protegidas por la ley de propiedad intelectual
y no se pueden usar sin previa autorización
de la artista.

@Copyright Agoisfoto/Jimena Agois All Rights Reserved